Durante las fiestas navideñas, el consumo eléctrico aumenta notablemente en comparación con el resto del año, ya que cuando colocamos el árbol de Navidad conectamos muchos adornos eléctricos, esto puede provocar una sobrecarga en los circuitos.

Sigue estos tres consejos:

Evita colocar el árbol cerca de salidas de calor o enchufes.

Si el árbol el natural, corta 5 cm de la base y comprueba que siempre esté llena de agua.

Revisa que no haya cables enredados o gastados y evita productos de baja calidad.

¿Sabías que…?

De las 50 millones de series de luces que se venden en la temporada de Navidad, el 60% de estas son de mala calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *