Es muy común que en la vida diaria, se produzcan accidentes domésticos, de los cuales los protagonistas suelen ser los más pequeños de la casa.

Es fundamental conocer los riesgos más comunes que rodean a los niños y ancianos para tomar las medidas de prevención adecuadas. ¡Toma nota de estos prácticos consejos!

¿QUÉ NO HACER?

  • No conectar aparatos que se hayan mojado.
  • No usar o tocar aparatos eléctricos estando descalzo.
  • No tener en el baño, a menos de 1 metro, estufas eléctricas, tomas de corriente o aparatos eléctricos.

¿QUÉ HACER?

  • Desconectar el interruptor general para hacer reparaciones eléctricas.
  • Instalar interruptores de corriente eléctrica (llaves térmicas y salvavitas).
  • Mantener a los niños alejados de donde se realizan los trabajos eléctricos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *